top of page
  • cursmuntanya

Fisiología y Fisiopatología en altitud (Una buena revisión)

ENE 24 Richalet JP, et al. Nature Reviews Cardiology | Volume 21 | February 2024 | 75–88


El oxígeno es vital para el metabolismo celular; por lo tanto, las condiciones hipóxicas que se encuentran a gran altura afectan todas las funciones fisiológicas. La hipoxia aguda activa el sistema adrenérgico e induce taquicardia, mientras que la vasoconstricción pulmonar hipóxica aumenta la presión de la arteria pulmonar. Tras unos días de exposición a bajas concentraciones de oxígeno, el sistema nervioso autónomo se adapta y la taquicardia disminuye, protegiendo así al miocardio frente a un elevado consumo energético. La exposición permanente a gran altitud induce eritropoyesis, que si es excesiva puede ser perjudicial y provocar mal de montaña crónico, a menudo asociado con hipertensión pulmonar e insuficiencia cardíaca. Los factores genéticos podrían explicar la prevalencia variable del mal de montaña crónico, dependiendo de

la población y la región geográfica. Las adaptaciones cardiovasculares a la hipoxia proporcionan un modelo notable de regulación de la disponibilidad de oxígeno a nivel celular y sistémico. La exposición rápida a gran altitud puede tener efectos adversos en pacientes con enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, la hipoxia moderada e intermitente podría ser útil en el tratamiento de algunos trastornos cardiovasculares, como la enfermedad coronaria y la insuficiencia cardíaca. El objetivo de esta revisión es ayudar a los médicos a comprender las respuestas cardiovasculares a la hipoxia y esbozar algunas recomendaciones que pueden dar a los pacientes con enfermedades cardiovasculares que deseen viajar a destinos de gran altitud.


PUNTOS CLAVE


• La exposición aguda a gran altitud estimula el sistema adrenérgico, aumentando la frecuencia cardíaca y el gasto cardíaco; aunque la presión arterial permanece estable, la presión de la arteria pulmonar aumenta debido a la vasoconstricción pulmonar hipóxica.

• La exposición prolongada a gran altitud induce una disminución de la frecuencia cardíaca máxima mediante la desensibilización de la vía adrenérgica, como mecanismo protector frente a condiciones ambientales de baja disponibilidad de oxígeno.

• La exposición prolongada a grandes altitudes produce adaptaciones cardíacas sin disfunción evidente; El volumen sistólico se reduce ligeramente debido a la disminución del volumen de llenado del ventrículo izquierdo secundaria a la sobrecarga del ventrículo derecho.

• Los nativos de las grandes altitudes pueden desarrollar mal de montaña crónico, asociado con eritropoyesis, hipertensión pulmonar e insuficiencia cardíaca derecha, aunque se han encontrado adaptaciones genéticas a la hipoxia en poblaciones tibetanas y etíopes.

• Los pacientes con enfermedades cardiovasculares pueden tener un mayor riesgo de sufrir eventos adversos en altitudes superiores a 2.500 m, debido a la hipoxemia, la alta actividad adrenérgica y la hipertensión pulmonar.

• La hipoxia moderada e intermitente podría ser útil en el acondicionamiento de pacientes con enfermedades cardiovasculares, como enfermedades coronarias e insuficiencia cardíaca.






altitud nature review
.pdf
Download PDF • 2.08MB


89 views0 comments
bottom of page